jueves, 17 de julio de 2008

A dos amigos especiales

Hay momentos en los que no puedes hacer otra cosa que simplemente estar ahí. Hay ocasiones en las que lo único que puedes hacer es ofrecer tu hombro y prestar tu oído, para que un amigo pueda desahogarse si es lo que necesita en ese momento.

Hacerle saber que estás ahí para darle ese abrazo justo cuando lo necesite .... animarle e intentar aconsejar. Y transmitirle la certeza de que si se ha hecho "pupa" que siempre tendrás una tirita y unas palabras de consuelo que ofrecerle.

En fin ... aunque así, desde fuera esta entrada pueda parecer no tener mucho sentido .... sé que esos dos amigos especiales (aunque toda aquella persona con categoria de amigo es especial para mi) a los que se la dedico, la entenderán.

3 comentarios:

rosasaten{RA} dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
rosasaten{RA} dijo...

Mi querida amiga

Nos conocemos hace muy poco pero he de decir que me has llenado el corazon de cariño,complicidad,respeto y apoyo.

Eres un ejemplo a seguri por mi en muchos aspectos. Cuando hablamos casi siempre sin quererlo me das una leccion de lo que es ser un excelente sumisa y amiga

Supongo que no tendras un papel muy facil si te encuentras entre dos amigos y tienes que ayudar a los dos sin declinarte por ninguno de ellos

Seguro que estaran encantados de que les puedas poner una tirita, que al fin de cuentas es lo que los amigos pueden hacer unica y exclusivamente

Gracias " AMIGA " contigo esta palabra hay que emplearla en mayusculas

artemisa dijo...

Ciertamente querida amiga rosasaten{ra}, no siempre es una "posición" sencilla. Sobre todo cuando aprecias a todos los implicados y te das cuenta de que, por mucho que te gustaría, no puedes contribuír directamente a solucionar el problema.

Pero en ese caso, me conformo con que esos amigos sepan que para cuando les pueda hacer falta ... ahi me tendrán con la tirita a punto.

Un abrazo