jueves, 31 de julio de 2008

Y llegó el dia ...

Por fin llegó, ese día que ya estaba anhelando tanto. Además, llegó con una situación nueva. Y aunque sabía que esa situación en concreto se produciría en un plazo no muy largo ... de alguna manera me producía cierto nerviosismo. No se trataba de un nerviosismo en el sentido de resultarme desagradable o de pensar en lo más profundo de mi ser "no, no quiero". No, no era eso, se trataba del nerviosismo ante una situación nueva ... en la que no sabes si podrás estar a la altura.

Como siempre, me llegó el tan deseado sms el día anterior concretando la hora del encuentro, sms que como pasa siempre me hizo "deshacerme" literalmente al recibirlo. Intuía que esta tarde sería diferente ... a pesar de que la manera en la que me había citado para nada se diferenciaba de otras veces. Si que es cierto que días antes habíamos hablado de que esa sesión diferente se produciría pronto, así que imagino que fue por eso por lo que intuí que ese sería el día.

Estaba ... aparte de feliz, ansiosa por el encuentro ... especialmente nerviosa conforme me acercaba al lugar del encuentro. Aunque también sabía que con Él a mi lado, no tendría ningún motivo para estarlo. Sabía que le hacia mucha ilusión y deseaba complacerlo. Y ya llegado el momento de comenzar, sabiéndome de su mano el nerviosismo se había esfumado. Se esfumó justo un momento antes de comenzar la sesión ... cuando me preguntó: "¿Confías en mi?" y le respondí tal cual lo sentía, tal cual lo siento: "Si mi Amo, plenamente".

Fue una tarde de lo mas intensa, llena de magia, en la que me sentí especialmente orgullosa de pertenecerle, especialmente deseosa de complacerle y en la que me sentí especialmente suya. A veces en el transcurso de la tarde, lo buscaba con la mirada y lo que veía me estimulaba más y más ... Ver su cara de satisfacción, el notarlo pendiente de su perrita por si en algún momento volvía el nerviosismo inicial (que no lo hizo), escuchar el tono de su voz ...

Fueron tantas las cosas que sentí esa tarde, tantas que me resulta difícil plasmar todos esos sentimientos, todas esas emociones en palabras y que esas palabras no diluyan la esencia de esas emociones. Pero algo que también sentí es que de alguna manera había conseguido salir airosa de la situación ... y sentí también haber conseguido avanzar un pasito más, por ese camino que estoy recorriendo de su mano.

No hay comentarios: