domingo, 31 de agosto de 2008

Lo conseguí ...

Bueno ... costó, pero ya he encontrado el objeto que buscaba (bueno, que tenía que buscar). Que por cierto ... me han comentado por ahí que al no haber dicho de que objeto se trataba, he creado cierta expectación sin pretenderlo. Pues nada, resuelvo el misterio (aunque viendo la foto del post, ya mas de uno se lo habrá imaginado). Se trataba de conseguir un delantal blanco, de esos redondeados con puntilla, tipo bufé o camarera de hotel. (No se trata exactamente del modelo de la foto, pero se asemeja ... es que soy malisima pasando fotos del móvil al pc ... vamos, que no sé hacerlo).

Pues este es el objeto que me hizo dar mas de una vuelta por tiendas y centros comerciales. Unas veces tan solo mirando, porque iba con alguien de la familia, otras veces preguntando directamente ... pero vamos, parecía que estaba buscando algo "raro, raro, raro". Que no había ... Delantales de marujona, a cuadros y con flores, si que habría podido conseguir ... o delantales para el "chef" de una barbacoa casera, con frases graciosas ... a patadas. Peeeero, no era eso lo que andaba buscando.

Finalmente, me acordé de una tienda de ropa laboral y uniformes, así que lo intenté ahí. Al principio no me hacía demasiadas ilusiones ... mas que nada por la cara que me puso la dependienta cuando le expliqué lo que andaba buscando (no sé yo, si de verdad ese tipo de delantales en estos tiempos son algo tan extraño...). No sé si es que me expliqué tan mal o si la chica tenía un mal día, porque lo primero que me sacó fue un delantal de camarero, largo, rectangular ... de los que te llegan a media pantorrilla. (Vamos, como que no ... le llego yo con eso a mi Amo y .... le doy un susto de muerte, como poco).

Cuando yo ya estaba a punto de abandonar, por fin, me sacó un modelo que mas o menos se acercaba a lo que buscaba. Si bien, personalmente me pareció un poco largo para lo que buscaba (total, no llega ni a la rodilla), no me lo pensé dos veces y me lo llevé ... que ante la tesitura de aparecer en el próximo encuentro sin ninguno y ese ... pues estaba claro.

Eso si, como a veces soy toda una "Mari-dudas" y él aún no había visto la compra, llevaba ya varios días sacándole pegas a la compra y comiéndome la cabeza. "Que si ... Lo veo largo para como me habría gustado encontrarlo", "Que si ... A ver si le gustará", "Que si ... ¿Habré acertado?" ... Total, que opté por sacar una foto con el móvil y mandársela para salir de dudas y creo que no me tenia que haber comido tanto la cabeza después de la compra ;-)

Ahora solo falta estrenar la compra ....

martes, 26 de agosto de 2008

Dichosas compras

Buff, ando como loca intentando comprar una cosa que me encargó mi Amo. Y tampoco es que sea algo tan "exótico" ... o al menos eso es lo que pensaba yo. Porque leñe ... entre que con los horarios del trabajo que estos días andan un poco revueltos y el vivir en un sitio en que, aunque dispone de centros comerciales, etc., la variedad de tipos de tiendas no es que sea mucha ... y bueno, me está costando lo suyo encontrar ese dichoso complemento.

Y bueno, se supone que para la próxima vez que nos veamos (que si no pasa nada ... espero que pueda ser esta misma semana) ya lo debo de tener, ya que desea incorporarlo en la próxima sesión. Así que, esta tarde haré otra incursión por todas aquellas tiendas que se me ocurran, a ver si por fin tengo éxito. Y yo que pensaba "bah, eso está chupado, lo compro en un momento y apañado" ... si lo llego a saber.

En fin, no es la primera vez que me hacen sudar tinta con algún encargo ... y más teniendo en cuenta que a veces tiendo a dejar las compras para el último momento. Pero al menos, aunque a veces cueste encontrar un determinado objeto ... ¿y lo bien que te sientes cuando por fin si lo encuentras?

viernes, 22 de agosto de 2008

Me la he ganado

¡¡Esta vez me la he ganado!! Me he llevado una reprimenda, con toda la razón del mundo, por una tontería (bueno, aclaro .. tontería no por considerar tontería la falta cometida, que aunque asi desde fuerza parezca una nimiedad, tenia que haberlo hecho y punto). Tontería tal como descuidarme en una de las obligaciones que tengo como sumisa de mi Amo. Y es un descuido que tampoco tiene excusa, ya que es algo que no lleva ni cinco minutos cada tres, cuatro días como mucho ... tampoco ha habido ningún imprevisto terrible causa de fuerza mayor que me hubiera impedido cumplir. Simplemente me descuidé ... cosa que no tiene excusa. Con lo cual, aparte de la correspondiente reprimenda, me tocará asumir el castigo que mi Amo decida. Eso si, el castigo ... sé que será proporcional a la falta, lo cumpliré con gusto y sin torcer el gesto en ningún momento y ya me cuidaré de no incurrir mas en lo mismo.

miércoles, 20 de agosto de 2008

Are you strong enough?

Creo que ya lo he dicho alguna vez, que tiendo a asociar determinadas canciones a determinadas situaciones o incluso maneras de sentir. Esta es una de esas canciones, a las que le tengo mucho cariño, que me gusta escuchar cuando siento el anhelo de apoyarme en el hombro de alguien especial, lo suficientemente fuerte y paciente como para "aguantarme".

sábado, 16 de agosto de 2008

Mi collar, el Suyo

Ya en alguna ocasión he hablado por aquí sobre lo que opino de los collares. De que al físico le doy, le damos, la importancia justa. Son muy poquitas las ocasiones en las que me lo ha colocado. Ahora, el que no se ve ... ese, lo llevo siempre y cada día lo siento con mas intensidad. A cada sms, a cada llamada que recibo, cada vez que lo veo en el msn y por supuesta cada vez que lo veo en persona ... casi, casi puedo notarlo como si estuviera físicamente en mi cuello.

Hace poco, muy poquito, en el transcurso de una de esas conversaciones que mantenemos hablando de todo un poco, surgió la pregunta de si "a día de hoy me arrepiento de llevar SU collar". Y mi respuesta fue inmediata, salió de lo mas profundo de mi mente y de mi corazón.

Pues no, no me arrepiento, ni me pesa lo mas mínimo llevarlo. Todo lo contrario, lo llevo con alegría y orgullo, forma parte de mi. Me siento muy feliz de que en su día decidiera colocármelo y que yo en su día decidiera aceptarlo. Y espero de corazón que esa sea mi misma respuesta durante mucho, mucho tiempo.

lunes, 11 de agosto de 2008

A la vuelta de la esquina

Uhm ... ya no queda nada. Tan solo unos días hasta el próximo encuentro. No hace tanto desde el último, que por otro lado fue muy intenso y distinto a otras veces también. Y aunque todos los encuentros, todas las ocasiones en las que puedo estar con él, servirle ... sea piel a piel, sea por otros medios son especiales, intuyo que estás horas a sus pies que están a la vuelta de la esquina, lo serán mas aún. Y es que simplemente anhelo doblar esa esquina, que me lleva de nuevo junto a mi Amo.

jueves, 7 de agosto de 2008

Esa cabezonería

No sé muy bien porque, hoy me ha dado por darle vueltas a mi cabezonería. Esa cabezonería que a veces me supone obstáculo, otras veces me ayuda y que algunas veces intento dominar, aunque me temo que se queda tan solo en eso, en un intento.

¿Y que tiene que ver aquí la cabezonería? Pues a veces y en mi caso mucho. Fue esa cabezonería la que me hizo ahondar más y más en lo fascinante de la D/s una vez que tuve mi primer y tímido contacto. Es esa cabezonería la que me hace seguir intentandolo cuando alguna situación se me hace un poco cuesta arriba.

Esa cabezonería también está presente en los encuentros con mi Amo. Está presente cuando aún no controlo muy bien alguna práctica nueva y ese hecho (aunque no lo exprese en voz alta) me da un poco de rabia porque quiero hacer las cosas muy bien. Está presente cuando apuro hasta el máximo antes de pedirle permiso, de manera que me tengo que concentrarme a tope mientras se lo pido. Está presente cuando dentro de esos encuentros vivo alguna situación nueva y junto al deseo de complacerlo, me ayuda a superar esa situación nueva.

¿Que para muchas cosas en la vida la cabezonería puede ser mas bien un obstáculo? Pues bueno, si, pero yo casi, casi le estoy muy agradecida a mi cabezonería (que al fin y al cabo forma parte de mi) ... porque sin ella, probablemente no estaría viviendo tantas sensaciones de la mano de mi Amo.

sábado, 2 de agosto de 2008

A la carta

Tomo como punto de partida para esta reflexión una conversación de estas distendidas que tuve hace poco con mi Amo. Hablamos de muchas cosas, casi todas relacionadas con la D/s y hablando sobre conocidos comunes, una de las cosas sobre las que charlamos, fue de la tendencia generalizada que tiene mucha gente de querer las cosas "a la carta".

Hasta tal punto, que muy a menudo le damos más importancia a como nos gustaría que fuera el Amo .... la sumisa .... la sesión ... la relación "ideales", que a veces perdemos de vista lo más importante. O dicho con una frase más filosófica (que se la tomo "prestada" a mi Amo, que seguro que no tiene inconveniente ...) "Buscando el final del sendero muchas veces nos perdemos sin sentir el viaje. Que es lo importante no el final del viaje, sino el trayecto."

Por supuesto que todos tenemos idea de que es lo que buscamos en la otra persona y que es lo no toleraríamos de ninguna de las maneras. Por supuesto también tenemos claro que cosas nos dan mas placer a la hora de tener una sesión o si lo que nos gustaría fuese más bien una relación con vistas a un proyecto de vida en común, o si por el contrario somos más persona de encuentros esporádicos.

Pero eso mas bien tiene que ver con aquello de no todo el mundo es compatible con todo el mundo, independientemente ya de roles. Y mis reflexiones no van por ese camino precisamente. Mas bien me refiero a que el exceso de condicionantes que a veces nos auto imponemos, al final acaban obstaculizándonos a la hora de encontrar.

A ver, me explico ... o lo intento al menos. Si lo que le pedimos a la otra persona ya se termina pareciendo a la carta a los Reyes Magos "quiero que esté libre, que sea de mi misma ciudad, que tenga tales o cuales rasgos físicos, que sea firme/dócil, cariños@, etc., etc., etc", de alguna manera corremos el riesgo de cerrarnos muchas puertas, si le damos demasiado peso a todas y cada uno de esos condicionantes.

Si ponemos el listón tan alto, que es complicado que una sola persona reuna todas las cualidades que nos gustaría ... y conocemos a una persona con la que tenemos un feeling increíble, con la que nos encontramos la mar de a gusto, pero que por otro lado solo "cumple" por poner un ejemplo dos de las "exigencias" de nuestra lista ... ¿Entonces que? .... ¿Porque no mida 1.90m o viva en una ciudad a 100km de la nuestra ... nos negamos la oportunidad de conocer mas a fondo a una persona que nos puede llenar lo indecible?

De acuerdo que a lo mejor el ejemplo que he puesto es un poco "extremo" ... pero creo que expresa muy bien la idea que me ronda por la cabeza.