domingo, 19 de octubre de 2008

Al aire libre ...


Esta vez (casi creo que por primera vez) habíamos quedado ya por la mañana, en la cafetería de siempre y con las instrucciones de siempre. Tomamos el café de rigor, charlamos distendidamente y cuando pagamos, en lugar de ir donde siempre, me hizo subir a su coche. Se le había ocurrido (ahí me acordé del comentario echo pocos días antes de que tenia reservados nuevos escenarios en los que demostrarle mi sumisión) aprovechar el cálido día de octubre para subir a un paraje de monte cercano.

En el camino charlamos de todo un poco, bromeamos ... y en poco tiempo llegamos a un lugar de ese paraje que parecía ideal. Muchos pinos, un lugar al lado del camino para aparcar el coche, recovecos ... Nos bajamos del coche y buscamos un lugar cercano un poco mas a salvo de miradas indiscretas, mientras lo buscábamos .. yo no soltaba su mano para nada, pues como no me esperaba la salida al aire libre, digamos que no llevaba calzado adecuado. No me "espatarré" involuntariamente, gracias a él.

En cuanto estuvimos un poco a salvo de miradas indiscretas, empezamos la sesión ... Y la verdad, no me importaba en absoluto el estar al aire libre a su disposición, de alguna manera perdí la noción de donde estaba. Aunque en un momento dado (uno de los peores momentos por cierto .. porque nos pilló en pleno bondage ...) me tuvo que poner por encima la camiseta rápidamente, porque a pocos metros de donde estábamos aparcó un coche ... y no se les ocurrió otra cosa que explayarse justamente allí para hacer un picknick (me cachis en todo ... será que no hay mas monte).

Total, que como no se iban a ir en un buen rato, nos tocó pasear un poquito para buscar otro sitio mas apartado aún ... verme subir la cuesta a paso rápido, con calzado poco adecuado para el terreno, con el bondage aun por debajo de la camiseta, agarrada a la mano de mi Amo para no salir rodando ... ¡¡¡un show!!!

Cuando por fin encontramos otro lugar, continuamos donde lo habíamos dejado. Una sesión como siempre, llena de momentos "mágicos". Lo mismo sentía mi piel apoyada y sujeta a un árbol, que me veía arrodillada sobre las agujas de pino que cubrían el suelo, que sentía su mano, acariciándome a modo de premio unas veces y calentando de diversas formas la piel y el cuerpo de su perrita otras.

No sé cuanto tiempo estuvimos allí ... aunque se nos fue prácticamente toda la mañana. Antes de marcharnos de allí, aun me dio unas instrucciones para cuando emprendiera el camino de vuelta y llegara a mi casa, pero antes de eso ... aun pudimos comer juntos y realizar unas compras. Y aunque nos tuvimos que despedir de una forma un poco precipitada después de la comida, antes de subirme al coche, me metí a un bar a cumplir las instrucciones que me había dado ... me costó, pero lo conseguí.

Fue una sesión, un día pasado juntos diferente y muy especial, que recordaré durante mucho tiempo.

miércoles, 15 de octubre de 2008

Por fin va llegando

Ya se me va pasando la melancolía que se vislumbraba en la ultima entrada que puse. Y es que después de una racha de estar ambos muy liados, con apenas tiempo libre, pudiendo hablar solo lo justito, parece que ya se empiece a vislumbrar una temporadilla mas fácil de programar.

Por fin hoy hemos hablado un ratito y el próximo encuentro puede que esté a la vuelta de la esquina. (Ojalá, ojalá .... que no haya contraorden). Y creo que ambos lo pillaremos con ganas. Algo me ha adelantado de que quizá se le ocurra alguna novedad, quizá hagamos algo especial ... o quizá cambiemos de escenario ... aunque también es posible que la sesión se desarrolle como suele hacerlo habitualmente. Sea como sea ... una vez más le he asegurado, porque así me ha salido del alma, que decida lo que decida sobre como y donde se desarrolle, mostraré la mejor de las disposiciones.

Dentro de nada, volveré a estar sometida a Él y feliz como sumisa .... no queda apenas nada ... ainsss

viernes, 10 de octubre de 2008

Otra vez

Otra vez echo de menos estar donde mas a gusto me encuentro. Junto a mi Amo, a sus pies, sirviéndole .... dándome a él.
No hace nada que estuvimos juntos y sin embargo me parece una eternidad. No sé cuando será la próxima vez que podamos estarlo .... y me parece tan cerca y tan lejos.

Y cuando llegue, el tiempo se pasará en un suspiro ... pero cada minuto estará lleno de sensaciones, de sumisión y de dominación. Y no tardaré en echar de menos el siguiente encuentro.

Tendré paciencia y me ilusionaré con la siguiente vez, a la vez que recordaré las veces ya vividas.

martes, 7 de octubre de 2008

Cuestión de confianza

Durante una de esas charlas que mantenemos a veces mi Amo y yo, me ha anunciado que tiene pensado ir introduciendo nuevos "escenarios" y situaciones para poder demostrarle mi sumisión. Tampoco ha entrado en detalle, ni me ha adelantado cuales pueden ser esos "cambios de tercio" (aunque una de esas nuevas situaciones ya la voy intuyendo). Y lo que está claro es que lo que deseo (lo que ambos deseamos) es seguir avanzando en ese camino que voy recorriendo junto a él, por lo que tampoco me preocupa en exceso lo que pueda estar pensando organizar.

No me preocupa en exceso por una cuestión básica, por la confianza que tengo en él. Tengo absoluta confianza en él porque en todo momento de nuestra relación como Amo y sumisa se ha preocupado por ir conociendo mi interior, por saber para que cosas puedo estar preparada en cada momento. Incluso creo que en ese aspecto me ha ido conociendo ya hasta un poquito mejor que yo misma. Y también tengo absoluta confianza en que nunca me pedirá más de lo que sabe que yo en ese momento pueda dar.

Me conoce lo suficiente como para saber que novedades puede ir introduciendo sin ningún problema y para lo que aun no estaría preparada. Me conoce lo suficiente como para saber que pondré todo mi empeño en responder a la situación de la mejor manera y no defraudarle. Cosa que no podría hacer si no confiara en él. Ya en una ocasión, antes de empezar una sesión especial por lo diferente que era me hizo esa pregunta ... "perrita ¿confías en mi?" ... y reafirmo lo que dije en aquella ocasión.

Claro que no todo lo que me pida me será fácil de cumplir, pero sin esa confianza de la que hablo .. no serían difíciles, sino imposibles ... Y es que, es custión de confianza.

viernes, 3 de octubre de 2008

Sentir

Ya hace unos pocos días que tuvimos oportunidad de estar juntos nuevamente. Y lo que parecía empezar como una tarde un poco accidentada ... pues de nuevo acabó siendo una de aquellas tardes para recordar con ganas para ambos.

¿Y que puedo contar para no pecar de repetitiva? ... De nuevo con tan solo unos gestos, unas palabras ... con su voz, con sus manos ... consiguió llevarme a lo mas alto en el transcurso de la tarde. Fueron tantas las sensaciones que consiguió transmitirme y provocar en mi en el transcurso de la sesión. Si a eso le añadimos que también yo venía como hambrienta, deseosa de complacer .... pues fue una tarde, que aunque mas corta que las demás .... en la que tocamos el cielo con las manos.

Y es que no consigo resumir, expresar en palabras todo lo que sentí ... todo lo que sentimos juntos. Amo y sumisa ....