sábado, 13 de marzo de 2010

Entrega


Según el diccionario de la Real Academia Española tres de las definiciones del verbo "entregar" son las siguientes:

- Poner en manos o en poder de otro a alguien o algo.
- Ponerse en manos de alguien, sometiéndose a su dirección o arbitrio.
-
Dedicarse enteramente a algo, emplearse en ello.

Las tres son pefectamente aplicables a como podemos entender o definir esa palabra aplicada al Bdsm. Aparte de un acto, en el ámbito D/s es también un sentimiento, un sentimiento profundo en muchos casos. Uno de los requisitos imprescindibles, básicos (y previos) para que pueda haber una entrega, es la confianza. Yo sería incapaz de entregar nada y menos a mi misma, mi cuerpo, mi mente, si no tengo una sólida base de confianza hacia el receptor de esa entrega.

¿Y la persona que recibe esa entrega? Debe de ser muy consciente de la responsabilidad que conlleva el aceptar esa entrega. En éste contexto siempre me gusta citar fragmentos de "El Principito" de Antoine de Saint-Exupéry, concretamente unos fragmentos de la conversación que mantienen el principito y el zorro:

[...]

Luego sugirió al principito:

-Vuelve y observa una vez más el jardín de rosas. Ahora comprenderás que tu rosa es única en el mundo. Cuando vuelvas para decirme adiós, yo te regalaré un secreto.

Se dirigió el principito nuevamente a la rosas:

-En absoluto os parecéis a mi rosa. Nadie os ha domesticado y no habéis domesticado a nadie. Así era mi zorro antes, semejante a cien mil otros. Al hacerlo mi amigo, ahora es único en el mundo.

Las rosas se mostraron ciertamente molestas.

-Sois bellas, pero aún estáis vacías-agregó todavía- Nadie puede morir por vosotras. Es probable que una persona común crea que mi rosa se os parece. Ella siendo sólo una, es sin duda más importante que todas vosotras, pues es ella la rosa a quien he regado, a quien he puesto bajo un globo; es la rosa que abrigué con el biombo. Ella es la rosa cuyas orugas maté (excepto unas pocas que se hicieron mariposas). Ella es a quien escuché quejarse, alabarse y aún algunas veces, callarse. Ella es mi rosa...

Regresó hacia donde estaba el zorro:

-Adiós-dijo.

-Adiós-dijo el zorro- Mi secreto es muy simple: no se ve bien sino con el corazón; lo esencial es invisible a los ojos.

-Lo esencial es invisible a los ojos-repitió el principito a fin de acordarse.

-El tiempo que dedicaste por tu rosa, es lo que hace que ella sea tan importante para ti.

-El tiempo que dediqué por mi rosa...-repitió el principito para no olvidar.

-Los hombres ya no recuerdan esta verdad-dijo el zorro- En cambio tú, por favor... no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa...

-Soy responsable de mi rosa...-dijo en voz alta el principito a fin de recordar...


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Entro despacito,
de puntillas y susurro,

"niña tu vales mucho"

Sabes que me tienes cerca:)

Un fuerte abrazo y petonets, de tu amiga janna.

alexia {All} dijo...

Adoro ese libro: el principito, saber que como dice la frase del zorro:
." Eres responsable para siempre de lo que has domesticado"
Solo quien conoce la responsabilidad de quien te da todo lo que es, sabe que la entrega es algo realmente valioso.
Besitos desde mi pequeña orilla.

jjadde, seda roja de Gor dijo...

ser una rosa mas...y sentir que se es unica para el Dueño del jardin para quien nuestro aroma encanta, seduce y causa placer...


besos de una rosa feliz....

artemisa dijo...

Lo sé janna, sé que andas cerca y te doy las gracias por ello :). Y sabes que yo, aunqu esilenciosa muchas veces, tampoco dejo de estar ahi.

Un abrazo

artemisa dijo...

Para mi el principito también es un libro muy especial alexia{All}, es unos de mis preferidos y a lo tonto, tonto tiene muchos parrafitos aplicables a nuestro pequeño universo.

En especial esa frase de "Eres responsable de lo que has domesticado", me parece muy importante. Quien no es consciente de esa responsabilidad que conlleva el "domesticar" algo, el recibir una entrega ... dificilmente sabrá apreciarla debidamente.

Un abrazo

artemisa dijo...

Asi es jjadde (y por cierto, me encanta leer lo de "una rosa feliz :D), lo que a los ojos del mundo parece una rosa más, a los ojos de quien la ha cuidado (de quien la cuida)ha de ser una rosa muy especial, única.

Un gran abrazo