martes, 22 de junio de 2010

Más de dos ... ¿pueden llegar a ser uno?


Vaya por delante, que no es un tema sobre el que me resulte sencillo escribir. No me resulta sencillo hacerlo, porque precisamente en éste, se me agolpan un sin fin de ideas , fantasmas y similares (acertados o no ... quien sabe).

Precisamente en D/s, el tema debería de estar muy claro ... cada Amo puede tener las sumisas que desee y que pueda atender, punto. Punto siempre y cuando eso no se haya planteado como un limite al iniciar la relación, claro está. No me refiero a lo que puede ser alguna sesión suelta compartida, si no a incorporar de forma mas o menos continuada a una tercera (ó cuarta, ó, ó, ó ....)

Ahora, llevado a la práctica ... ¿de verdad es tan sencillo poner ese "punto"?

No debe de serlo, ni para la sumisa que llega a lo que hasta ese momento era una relación de dos. No creo, ni mucho menos que sea una posición sencilla ... llegar a una relación ya existente, situarse. No sólo tiene que aprender a "hacerse" al Dom, de ir conociéndolo. También se le añade (o al menos debería) el ir conociendo, el relacionarse con la sumisa con la que se supone que compartirá bastantes cosas a partir de ese momento.

Tampoco creo que lo sea para la sumisa que ya lo era de ese Amo. Que de repente se ve en la difícil tarea de adaptarse a la nueva situación, de cambiar el chip, de adaptarse a esa nueva persona. Enfrentarse al miedo de ya no ser suficiente para el Dom, de ya no saber complacerlo, ni de llenarlo.

¿Y que ocurre si además de las dificultades lógicas de "arranque" no se llevan bien entre ellas? ¿Se ignoran? ... ¿Se "aguantan" porque no hay más remedio? ...

En todos los casos, se enfoque desde dónde se enfoque, creo que influye mucho, muchisimo ... tanto la manera en la que la nueva persona es "introducida" a la relación., como la manera en la que el Dom reparta tiempos, ratos, atenciones, etc. Que por mucho que lo que el Amo diga es lo que va a misa ... el efecto no es el mismo si entra de repente, que si se habla antes sobre el deseo de ser uno más ... al fin y al cabo, supone darle un giro importante a la relación.

Aunque siendo sumisa, lógicamente me resulta muy complicado ver las cosas desde el punto de vista de un Dominante, en cierto modo, tampoco debe de ser fácil para él. No debe de ser fácil, si quiere hacerlo bien ... Tiene que saber administrar tiempos, darse cuenta no ya de las necesidades de una sumisa como antes, si no de las de varias ... que si bien tienen la misma condición ante él (o al menos deberían) son personas diferentes. Y como tales, lo que es válido con una, no tiene porque serlo necesariamente también con la otra. Ser consciente de que, aparte de los ratos en los que estén todos juntos cada sumisa necesitará también "su" espacio con el Amo ... y repartir de manera justa esos espacios puede no ser sencillo, pero creo que muy necesario.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Si Me permite, Me gustaría hacer algunas aportaciones a sus preguntas...


Sobre el tema de la segunda, tercera, cuarta... sumisa hay demasiados tópicos y demasiado relato masturbatorio. Para casi la totalidad de los hombres realizar un trío es una fantasía muy extendida y recurrente. Y si a ello le añadiMos el hecho de que siendo “Amo” parece que tengaMos la puerta abierta para todo lo que deseeMos pues... es normal que se tienda a formar harenes. Y esto, incluso, aún cuando el dominante con quien se esté iniciando una relación manifieste que “él” no lo haría. Desconfíen siempre de quienes digan que “no” a esto argumentando “razones” de tipo “es una tontería”, “contigo ya tengo bastante”, “no necesito otra por que tú me llenas..” o similares. Mienten miserablemente. Confíen en quienes les digan “si tú no lo aceptas, por respeto a nuestra relación, no aceptaré otras”.

Las relaciones “Polyamóricas” no son algo para todo el mundo. Como cualquier otra cosa, deben ser para personas preparadas para ellas. No sólo para aceptarlas, si no también para disfrutarlas. No pueden ser impuestas jamás, so pena de fracasar estrepitosamente. De igual forma que no todo el mundo puede soportar, por ejemplo, las agujas mientras que otros las “necesitan”, no todo el mundo puede vivir estas relaciones. Así pues, respondiendo a su pregunta: ¿De verdad es tan sencillo poner ese punto?, la respuesta es SÍ.

Sus preguntas siguientes: “¿Y que ocurre si además de las dificultades lógicas de "arranque" no se llevan bien entre ellas? ¿Se ignoran? ... ¿Se "aguantan" porque no hay más remedio?” La respuesta es también sencilla: En tal caso, no hay relación. Se olvida o se rompe la baraja. No pierda Usted de vista una cosa: el BDSM es algo para disfrutar y contribuir a Nuestra felicidad. Si no es así, mejor dejarlo y olvidarlo. Si se debe “aguantar” algo que es en definitiva “voluntario”, quizá deba de plantearse si merece la pena o no.

Mi experiencia personal... Comenzó hace siete años con Mi primera sumisa. Desde el principio, quedó claro que la posibilidad de que hubiese otra/s sumisas existiría. Y después, paciencia, educación, avance... No buscar, si no aguardar a encontrar la persona con la química perfecta, con el “olor” a “DR” en su piel. Esto tardó tres años, hasta que encontré a esa persona que no había que “encajar”, si no que mostró la existencia de un hueco hecho a su medida. Ya son cuatro los años que forma parte de este clan.

Y no, a veces no es nada fácil manejar desde la cúspide de la pirámide una relación de este tipo. Para hacerlo, lo esencial es la honestidad, la transparencia. Que ambas sumisas compartan el sentimiento por su dominante, que colaboren en su adoración. Que no compitan. Que seaMos todas las partes conscientes de que es una relación a tres (o más) patas, pero que todas aguantan la misma mesa. Eso, desdeluego, a veces requiere sacrificio por una u otra parte. Otras, del disfrute común.

Y sí, es muy importante que, pese a todo, siempre haya alguna parcela reservada entre el Amo y las sumisas de forma independiente. Y entre ellas, también, por supuesto.

Como anécdota (pero real), le diré que hace falta tener una madera muy especial para afrontar un haren de sumisas con el periodo sincronizado... Cosa frecuente, diría que hasta normal si la relación camina como debiera.


Dragón

Sir_Egnos dijo...

Sabias palabras Dragon

Zarender dijo...

Creo que la aportación de Dragon se complementa con la introducción hecha por la anfitriona del blog. Por lo tanto gracias a ambos por poner luz donde antes, efectivamente, habia mitos y leyendas de todo tipo
Zarender

jjadde{C2} seda roja dijo...

Pertenezco, desde el principio de la andadura con el Amo, a Su cuadra.

Siempre supe que habia mas sumisas ademas de mi, de hecho es algo que todas hemos debido aceptar desde el principio, asi como las adiciones de otras sumis en el transcurso del tiempo, algunas como ocacionales, alguna otra que llego para quedarse.

Creo que no hay recetas, quizas simucho respeto por parte del Amo a cada una, y dedicar a cada una el tiempo y el cuidado que necesitamos, comprendiendo que no hay dos sumis iguales, y sobre todo, no mezclandonos, ni presionando que seamos amigas.
Cada una en su espacio y en su tiempo.

Celos?..claro, por que somos mujeres, sino sintieramos esa punzadita seriamos robots...

Y es absolutamente cierto lo de los periodos sincronizados, que suele suceder hasta que dos andemos con jaquecas, o medios pachuchas al mismo tiempo...


Desde mi vivencia personal, que he querido compartir contigo, artemisa

besos de una kajira

artemisa dijo...

Aunque con bastante retraso (por el que pido disculpas a tod@s), me gustaría agradecer los comentarios a ésta entrada.

Muchas gracias Señor Dragón por ésta intervención, desde el punto de vista Dom y sobre todo de primera mano. Ha sido un comentario (digno de una entrada propia, dicho sea de paso)digno de leer y me quedo sobre todo con dos cosas:

"el BDSM es algo para disfrutar y contribuir a Nuestra felicidad. Si no es así, mejor dejarlo y olvidarlo. Si se debe “aguantar” algo que es en definitiva “voluntario”, quizá deba de plantearse si merece la pena o no."

"Y sí, es muy importante que, pese a todo, siempre haya alguna parcela reservada entre el Amo y las sumisas de forma independiente. Y entre ellas, también, por supuesto."

artemisa dijo...

Mi estimadisimo Sir_Egnos, muchas gracis por asomarse aqui y por el comentario hecho en privado sobre esta entrada (y ya sabe Señor, en lo referente a esta entrada, no es siempre lo que parece ;-) ...).

artemisa dijo...

Gracias Zarender por leer y valorar tanto la entrada original, como las aportaciones hechas en el apartado "comentarios".

artemisa dijo...

Gracias mi queridisima jjadde{C2} por tu aportación, muy interesante de leer. De ella, sobre todo, me quedo con ésto:

"Creo que no hay recetas, quizas simucho respeto por parte del Amo a cada una, y dedicar a cada una el tiempo y el cuidado que necesitamos, comprendiendo que no hay dos sumis iguales, y sobre todo, no mezclandonos, ni presionando que seamos amigas.
Cada una en su espacio y en su tiempo."

Un besito y "jashi"