domingo, 5 de septiembre de 2010

Equilibrio


Cada cierto tiempo, se lee sobre la relación internet / BDSM. Sobre si ha sido beneficioso o no para su esencia. Por un lado, ha permitido acercarse a éste universo canela a gente que de otro modo dificilmente habríamos tenido oportunidad de descubrir esa faceta en nuestra manera de sentir. Por otro lado, al hacerlo tan accesible, es inevitable que la proporción de gente poco seria o poco respetuosa también vaya en aumento.

Dicen los detractores de esa apertura, que se están perdiendo las formas ... que se cuela mucho "pseudo" (en ambos roles). Y bueno, visto así ... si, hay veces en las que parece que el encontrar a gente seria en las marañas de la red sea como poco, muy complicado. De hecho, a veces es hasta complicado encontrar ese equilibrio, el punto justo entre la prudencia (muy necesaria, eso es indiscutible) y el exceso de "celo".

Y es que, al igual que la falta de prudencia, el querer correr más de la cuenta, nos puede acarrear más de un disgusto, mal rato, "corazón roto" o similar ... también el no saber encontrar el momento en el que si podemos soltarnos y confiar, el paralizarnos de alguna manera por no meter la pata, puede ser contraproducente. Es complicado, una vez que hemos dado con esa persona con la que creemos poder llegar a algo más, encontrar justo ese punto y justo el momento adecuado de dar ese paso más.

Quizá la clave esté en la "escucha activa" a la que ya hacía mención en algún momento. Eso, reconozco que en este medio, el de la comunicación escrita es infinitamente más complicado que en el cara a cara. Lo es porque a pesar de entrecomillados, aclaraciones, emoticones ... aquí faltan tonos de voz, gestos, miradas, expresiones, que nos ayuden a reforzar, a darle el sentido adecuado tanto a lo que decimos, como a lo que leemos. Y así es fácil caer, o bien en un exceso de confianza, o bien en un exceso de prudencia ... es fácil, no atinar con ese punto medio.

5 comentarios:

Moroi Sr.O dijo...

Totalmente de acuerdo en todo. Es dificilisimo emcontrar el equlibrio, sin duda.

Un saludo.

FENRIS dijo...

Un buen análisis de la complejidad de las relaciones humanas.
Un saludo

artemisa dijo...

Gracias Moroi ... En efecto, eso de encontrar el equilibrio, el punto exacto ... no sólo es dificilisimo, si no también complicado. Por algo los equilibristas son considerados artistas ;-)

Un abrazo

artemisa dijo...

Gracias Sr Fenris por pasarse por aqui y dejar un comentario. Precisamente por lo complejo, estoy segura de que muchas, muchisimas cosas se me han quedado en el tintero.

Un abrazo

AnP dijo...

Efectivamente, artemisa, este medio que es internet y la comunicación inmediata que nos posibilita, es fantástica; útil; engancha. Pero tiene unas carencias. Falta la entonación, la calidez del tono, el sentimiento que transmite el timbre de voz, los gestos de la cara (que es el reflejo del alma), y el calor de la caricia, del roce de la piel.

Aciertas, una vez más, en el título y las reflexiones. Está bien como inicio este medio de comunicación. No digo que prescindamos de él. Pero no debería basarse solo en él, en la comunicación por internet (siempre que sea posible, claro).

Y hablas de equilibrio. Y parafraseando, te diría... "¿Y tú lo preguntas?... Equilibrio eres tú".

Un beso, querida wegui.