lunes, 27 de diciembre de 2010

Regalos Navideños


Éste año no he colgado ninguna felicitación navideña en éste rincón. No por dejadez, ni por no acordarme de quienes se asoman a leerlo. El caso es que, sin que quiera excusarme, éste año las circunstancias laborales y familiares me han dejado menos tiempo antes de las Fiestas para ello. Y tampoco es cuestión de felicitar las Navidades ya casi el día de los Santos Inocentes.

Sin embargo, y aunque lo anterior suena a cierto stress (que haberlo, en parte lo ha habido .. las cosas como son), éstos días previos a las Fiestas también han sido motivo de muchisima alegría. En cierto modo, éste año he pasado de ser alguien a quien la Navidad ni fú, ni fá ... a estar encantada con la segunda mitad del mes de Diciembre.

Y es que, Papa Noel y los Reyes Magos, viniendo los cuatro juntos de la manita, un poco antes de sus días habituales me han dejado unos regalos con los que no puedo, ni quiero quejarme. Me han han hecho regalos para los sentidos, me han regalado el asociar ya por siempre las palomitas dulces a una sonrisa. Me han regalado el sabor de la miel y me han regalado cuidados del alma ... Y, como diría el británico, "last but not least" ... me han regalado el poder ofrecer yo también un regalo, valioso para quien lo sabe ver, y de hecho lo ve.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Premio Esencia y Certeza Absoluta


Tan absorta andaba yo estos días atrás en mis cosas ... cotidianas algunas, más concernientes al alma otras, que por poco este precioso premio creado por iara pasa de forma totalmente desapercibida delante de mis narices. Y sinceramente, sea concedido o no, es un premio que merece no pasar desapercibido por el espíritu con el que fue creado, espíritu que es explicado de forma muy hermosa en el blog de su creadora: http://bdsmvenezuela0.blogspot.com/

Poco o nada puedo añadir a lo que iara expone, pues lo explica de forma muy hermosa.

Debo darle las gracias por partida doble a mi querida wegui del alma rossella_de_AnP, así como a mi "paisanica" arcilla. Gracias por partida doble a ambas por un lado por haber hecho que tuviera oportunidad de descubrir éste premio y gracias por otro lado por considerarme merecedora de exponerlo aquí, en este rinconcito mío.

Puesto que es tanta y tanta gente de la que yo a su vez también considero que vive y siente esa Esencia y Certeza Absoluta de una manera o de otra, en esta ocasión me gustaría que tod@ aquell@ que vive ese sentimiento lo recoja directamente desde aquí, ya que fácilmente me podría dejar fuera a gente que merece éste premio de corazón.

martes, 14 de diciembre de 2010

Despertar los sentidos


De siempre, quizá incluso antes de descubrirme sumisa, una de las cosas que me fascina es el jugar con los sentidos. Descubrir el como uno de ellos afecta a los otros. El ejemplo más usado en D/s y el cual por cierto me encanta, es el de los ojos vendados.

Por un lado está todo lo que implica la acción en si, su significado. Dejar uno de nuestros sentidos, la vista en este caso concreto, en manos de otra persona implica depositar el control en manos de esa persona. Implica confianza, la suficiente confianza como para soltarse sin reparos y es una muestra muy bonita de expresar entrega. Es como decir "No hace falta que vea, ya está Él para guiarme, para llevarme y para cuidar de que no me haga daño".

Por otro lado están las sensaciones, el percibir con los demás sentidos todo lo que ocurre. Lo expectantes que nos tornamos ante un silencio cuando no vemos lo que ocurre a nuestro alrededor(lo cual me recuerda aquella canción de Simon & Garfunkel ... "Los sonidos del silencio"). Como sentimos que esa voz, a lo mejor mil veces escuchada, nos acaricia ... como se vuelve algo casi material al no ver. El como percibimos Su aroma cuando se nos acerca. Y el tacto ... el sentido del tacto, al igual que los demás se agudiza. Nos hace percibir de manera diferente, más intensa todo contacto ... el frescor de una gota de agua, el calor de una gota de cera ... una caricia, un azote.

Vendar los ojos ... confianza ... seguridad ... entrega ... despertar los sentidos.

martes, 7 de diciembre de 2010

Seres débiles?


Poco a poco vuelvo a mis largas charlas ... charlas de sobremesa ... de tarde agradable ... de hasta altas horas de la noche si se tercia. Esas charlas que (aunque con otros interlocutores) en el pasado tantas veces han sido fuente de inspiración para las cosillas que aun después de esas gratas conversaciones me dan vueltas en la cabeza y que al final (con mayor o menor acierto) van tomando forma en éste rincón mío.

Hablábamos, entre otras muchas cosas, sobre la idea, la opinión que circula a menudo entre la gente vainilla e incluso entre la gente que se acerca de puntillas a éste mundo BDSM sin saber, ni tener ganas de aprender realmente, simplemente colocándose un nick que suene a "Amo no sé cuantas" en busca de lo que yo llamo un "polvo adornado", (jejeje, término éste que al final se terminará popularizando) sobre l@s sumis@s.

Y la idea que en general circula por desgracia no suele ser demasiado halagadora.

Está por ejemplo la que tienen algunos de los del nick tipo "Super-Mega-Hiper-Amo-Durisimo-de-la-Muerte" de que toda aquella (porque curiosamente no suelen interesarse por sumisos en masculino) que se diga o intuya sumisa, que para ellos es sinónimo de puta ... de sexo fácil, lo es automáticamente de todo quisqui ... (Por cierto, haciendo un poco de abogada del diablo y desviandome un poco del tema de ésta entrada, lanzo la "inocente" pregunta al aire sobre si un auténtico Dom, necesita dejar constancia de que lo es a través un nick, en lugar de a través de su manera de ser y de estar ...). Y no, va a ser que no. Sumisa, si ... pero de quien se haya "currado" el tener derechos sobre esa sumisa.

Luego tenemos también la idea de much@ gente del mundo vainilla, que esto del BDSM lo ven (en el mejor de los casos) como algo raro. Esa, en la que el término "sumis@" equivale a un ser sin personalidad, débil y tirando hacia un poco bobo ... incapaz de decidir por si mism@, dependientes de otra persona. Nada más lejos de la realidad ... la sumisa tiene la suficiente fuerza y personalidad como para decidir a quien entregarse, a quien entregar su cuerpo, su mente y su voluntad. Es un proceso que, de querer hacerse bien, suele llevar tiempo ... pero que cuando se siente que se está llevando a cabo con "esa" persona compensa, enriquece.

¿Que una vez decidida y llevada a cabo esa entrega se "acoge" a la protección en todos los sentidos de su Am@? Pues si ... pero ... ¿Eso hace ser débil? ... ;-)