viernes, 30 de septiembre de 2011

Y que se dejen ...


No es nada nuevo que éste universo canela en los últimos tiempos también atrae a much@ curios@ que, sobre todo en la red, lo tiene mas o menos clasificado como un coto de caza más, con el añadido de poder asomarse un poco a lo que yo vengo a llamar a algún "polvo adornado". Si bien una ya mas o menos está curada de espantos en ese sentido, de vez en cuando todavía me encuentro con individuos o perfiles que consiguen sorprenderme.

No hace mucho, curioseando por ahí (que si, que ya sé que la curiosidad fue lo que mató al gato...) me topé con un perfil de esas características. El autor del perfil se definía como dominante y su búsqueda era de "mujeres sumisas sexys y que se dejen ...".

¡¡Toma ya!! De acuerdo que no deja de ser un perfil más de algun@ de los much@s que confunden D/s con sexo fácil y dudo mucho de que éste perfil vaya a tener muchas respuestas, pero si soy sincera ese "y que se dejen" me molestó profundamente. Refleja de alguna manera lo que aún ronda por la cabeza de mucha gente ajena al BDSM, sobre l@s sumis@s.

Lamentablemente, a pesar de las muchas fuentes de información que pueda haber hoy en día, aún hay tópicos a patadas en esas cabezas nuestras. Tópicos que en el caso de las sumisas se traducen en barbaridades como las que deja entrever ese perfil ...."que se dejan" ...

Poco más que añadir.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Gracias por vuestra Amistad


Aún con unos días de retraso, agradeceros a mi querida rossella_de_AnP, janna_de_SR y llum{S.SMTT} el regalo de vuestra amistad.

Es un regalo que, al igual que la amistad verdadera casi no tiene condiciones, salvo la de recibirlo y repartirlo a nuestros amigos repartidos a lo largo y ancho del mundo.

Y puesto que la amistad es algo que no debemos guardarnos, sino mejor repartirla, aquí lo expongo para que mis amigos lo recojáis .... por favor, no paséis por aquí sin llevároslo.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Quien manda. ... ?


Desde hace mucho tiempo, en la comunicación escrita por internet y según la "netiqueta" que poco mas o menos tod@s conocemos, el uso continuado de mayúsculas, se viene considerando el equivalente al hecho de gritar. Otro uso, que especialmente en nuestro Universo le damos a las mayúsculas, en iniciales, roles, tratamientos ... es el de expresar en cierta forma el respeto.Yo misma soy de las primeras que pongo la "S" de Señor o la "A" de Amo muy a conciencia y a caso hecho, eso si, según lo de lo que haya dado muestras la persona en cuestión.

Pero volviendo al uso de las mayúsculas como herramienta para elevar la voz, no hace mucho conocí a un Dominante, que cuando con su sumisa "ejercía" de Amo (el "ejercer" entre comillas porque, a igual que mi sentir de sumisa, parto de la base de que pocos Doms tienen un interruptor incorporado), automáticamente pasaba a escribir únicamente en mayúsculas. Cuando en confianza se le preguntó, dijo que "para que quedara claro quien manda".

Y digo yo .... ¿Es necesario andar a voz en grito para que quede claro quien manda? Sin ánimo de criticar a nadie, más bien creo que no. Diría más ... en mi opinión, si un Dominante tiene la impresión de que si no lo hace, no se le respeta o no queda claro quien manda en la relación ... mala señal. Con lo mucho que puede transmitir una mirada, un gesto, un susurro ...

martes, 13 de septiembre de 2011

Aprender felicidad


La felicidad es, en primer lugar, el bienestar personal. Hablar sobre la felicidad es un poco como hablar sobre música, el amor o el silencio. Todos sabemos, tenemos consciencia sobre lo que son esos conceptos, pero en el momento en el que empezamos una conversación sobre ellos, cada uno habla sobre cosas distintas. Pues, aparte de nuestras percepciones, nuestros sentir particular, hay quien afirma que la felicidad no es un sólo sentimiento, si no un cúmulo de al menos cinco sentimientos distintos.

Esto, al contrario de lo que pueda parecer, no hace que sea más complicado .... al contrario, lo hace más fácil. Ya que, quien por ejemplo en un determinado momento no se considera afortunado en amores, puede en ese momento intentar potenciar, ensayar si queremos decirlo así, las otras cuatro variantes de la felicidad - como puede ser la capacidad de disfrutar de los pequeños placeres del momento o la autosuperación. Podemos de alguna manera ejercitar, entrenar nuestra felicidad, como si fuera un músculo.

Pero, ¿cuales son esos cinco sentimientos distintos de felicidad?

1.- La felicidad de las relaciones sociales:
Todo lo relacionado con el amor, la amistad y la familia. A la larga, ésta forma de felicidad es la más importante. La mayor fuente de felicidad - pero también de la falta de ella.

2.- La felicidad del azar, de lo casual:
El azar no es en este sentido una fuente duradera de felicidad. El ejemplo más claro de ello, son los que en algún momento han ganado la lotería ... Por regla general, después de un tiempo, pasada la euforia, no son más felices que antes del premio. Se le suele dar demasiada importancia a la influencia que tiene sobre la felicidad lo casual.

3.- La felicidad del momento:
Disfrutar el placer del momento. Quien no disfruta, se termina volviendo insufrible. Ahora, lo importante a la hora de saborear el placer del momento es la intensidad ... y es preferible la calidad a la cantidad. Una copa de un buen vino en la cena es deliciosa, un tetra brick de vino del barato a lo largo del día .... sin comentario.

4.- La felicidad de la autosuperación:
El sentimiento de satisfacción duradera no solo está ahí en el momento, también permanece después. Sentir que se ha aprovechado el tiempo en lugar de perderlo un día tras otro, la satisfacción de haber conseguido hacer algo que no nos apetecía nada. Superarnos en definitiva.

5.- La felicidad de la plenitud:
Las cosas fascinantes de la vida, sobre las que es difícil escribir, pero que le dan plenitud a la vida. Cosas como el silencio, la naturaleza, la música, lo que nos causa las llamadas mariposas en el estómago.

En definitiva, la felicidad nos llega a través de otras personas, del azar, del disfrute, de nuestras propias acciones y de lo que nos da sensación de plenitud. Cada una de estas "felicidades" es distinta en si. La felicidad no es cuestión de suerte, ni de "nacer con estrella", es cuestión en gran parte de nosotros mismos. De que aprendamos a ser felices.

¿Y como podemos aprender a ser felices?

Aunque suene a paradoja, puede que al final de una competición deportiva esté más satisfecho el ganador de la medalla de bronce, que el ganador de la medalla de plata. Éste podría pensar "Podría haber llegado a la medalla de oro", mientras el ganador del bronce puede pensar: "¡Que bien! He llegado a medalla". Para poder aprender la felicidad, primero debemos aprender a conocer nuestros pensamientos, preguntarnos "¿Con quien me comparo? ¿Y porque?". Podemos aprender a conocer nuestros pensamientos y a interrumpir antes los pensamientos negativos. Detenernos un momento y darnos cuenta de que manera juzgamos y valoramos lo que nos ocurre. El optimista diría: "El vaso está medio lleno"; El pesimista diría: "El vaso está medio vació" y el consultor de empresa diría: "Tiene un 50% más de vaso, de lo que necesita".

En definitiva, no existe ni la felicidad permanente, ni la desgracia sin fin. Pero sin duda con pensamiento positivo, disfrutando de los pequeños placeres de la vida, podemos aprender a sentirnos un poquito más felices y a hacerle frente de forma más eficaz a nuestros pequeños o grandes bajones.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Gracias

"La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado"

Acabado agosto, el ciberuniverso dormido en verano cual bella durmiente, vuelve a animarse. Vuelta a las entradas de unos y otros, de todo tipo, pero siempre agradables de leer, vuelta a los comentarios ... y vuelta a los regalos y premios.

Éste viene de la mano de janna-De_SR y además de sorpresa. Preciosa sorpresa por cierto, gracias.

Las condiciones (no hay regalo bloguero sin condiciones, jejeje) son poner una frase significativa para nosotros y pasarlo a otros blogs. Y, aunque en muchas ocasiones me he liado la manta a la cabeza y he repartido los regalos a una lista más o menos larga de amig@s, siempre me ha quedado la espinita de haberme podido dejar a un@s o a otr@s.

Por eso, en ésta ocasión va para TOD@S l@s que queráis pasar por aquí y llevároslo.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Una vez más, limites ...


Alguna vez que otra he plasmado mi manera de pensar y sentir sobre los limites y quien mas o menos haya ido echando un vistazo a mi rincón, sabrá que no me gusta considerarlos como algo estático, inamovible (salvo los limites absolutos, claro está). También es cierto que pocas experiencias hay mas satisfactorias que conseguir superar juntos un limite.

Muchas veces he dicho y lo sigo manteniendo, que según lo siento yo, la ausencia total de limites no existe. Otra cosa es que de algunos seamos conscientes hasta el momento de llegar a ellos. Algunos son muy comprensibles y seguramente sean los limites que establezcamos cuando comencemos una relación, cosas que nos dan miedo, nos producen rechazo, asco o cualquier otra emoción desagradable, pero de forma consciente.

Luego están los otros, esos de los que no somos conscientes, esos con los que un buen día nos encontramos de frente, de forma que nos sorprende incluso a nosotros mismos. Y cuando eso pasa ¿que?

Pues cuando eso pasa, lo lógico, lo sano es expresarlo, decir "he llegado a un limite". Y la reacción lógica, la reacción sana cuando eso ocurre es y debe ser la de detener de inmediato lo que ha desencadenado ese malestar. Poco importa que en ese momento quien lleve el control de la situación comprenda o no esa situación, ese sentimiento, ese "algo" que nos haya hecho apretar el "botón del pánico".

Para comprender ya está después el dialogo, pero lo inmediato sin lugar a discusión es detener la situación. Y si eso no ocurre ... debemos de actuar en consecuencia.