miércoles, 4 de abril de 2012

Mirando al mar


Aprovechando para dar un paseo por la playa, desierta aún antes de la vorágine que estos días se nos avecina a los lugares costeros, me quedo mirando el mar. Me gusta mirar el mar, disfruto dejando que mi mirada se pierda en él. Y cada vez lo miro, lo veo diferente, descubro nuevas cosas. Son momentos de calma y de paz interior que me relajan al no va más.

Me quedo mirando el mar, perdiendo la vista en el horizonte y pensando en .... [...] .... y llegado el momento de terminar el paseo, lo hago con una sonrisa y fuerzas renovadas.

3 comentarios:

laprincesa{Celta} dijo...

Si yo tuviese que marchar a un lugar sin mar...una parte de mi se muere.

Un abrazo con beso incluido.

Verónica dijo...

Mi Amo adora verme en el mar... y es que me vuelvo una niña traviesa y risueña... adoro el mar... solo verlo ya me hace feliz...
Un abrazo

artemisa dijo...

Eso mismo me pasa a mi princesita, no soy de mucha playa, pero el mar me da vida.

Un abracito de los mios.

___________________________________

Gacias por tu comentario Verónica, y es que el mar nos transforma.

Besos